OPINIÓN: La culpa no es de La Tocola, es suya

Este personaje de ficción llamado “La Tocola”, ha puesto de cabeza a toda Costa Rica en esta semana. En cuestión de tres días, ha puesto en debate de miles de personas un tema que no es para nada ajeno a la realidad de nuestro país: el consumo de la marihuana.

Las opiniones están divididas, por un lado los defensores del consumo, que encontraron en “La Tocola” una vocera para defender el derecho de usar la planta para uso medicinal o recreativo. En el otro lado, se encuentran los detractores, quienes acusan a la personaje de dar mal ejemplo a los jóvenes e incentivarlos a inmiscuirse en el mundo de las drogas.

No voy a ser mojigato, en alguna ocasión de mi adolescencia llegue a probar la marihuana, de la misma manera de que alguna vez probé por primera vez la cerveza y el cigarro. Recuerdo que esas ocasiones siempre se dieron por la presión del grupo de amigos, ya que algunos de ellos a esa edad ya consumían y al verlos me surgió la curiosidad de probar.

Sinceramente al hacerlo, no me sentí bien, por el hecho de que mi mamá siempre me advirtió de los riesgos que podrían traer consumir cualquier tipo de drogas. Mis amigos, los que la consumían, casi siempre tenían el mismo patrón: sus padres nunca estaban al tanto de su vida y pensaban que para criar a sus hijos lo único que había que hacer era darles dinero (con ese mismo compraban la droga).

No puedo generalizar, algunos de esos “amigos” ahora son profesionales y llevan una vida normal, pero uno que otro cayó fuertemente en el vicio hasta hoy en día.

Al punto que quiero llegar, es que los padres de hoy en día no pueden culpar a una página de facebook de incentivar el consumo de una droga en sus hijos. La educación y los valores que tengan su hijos, no son responsabilidad de “La Tocola”, ni de las miles de páginas que diariamente ven sus hijos e hijas en las redes sociales.

Si usted no quiere que su hijo o hija adolescente llegue a probar la marihuana, el alcohol, el cigarrillo o quede embarazada, dedíquele más tiempo y esté más pendiente de su vida, de su rendimiento escolar y de sus amistades.

Como buenos ticos, tenemos la manía de culpar de nuestros problemas a los demás. No debemos achacar las falencias de nuestros hogares a la página de facebook de “La Tocola”, que al final de cuentas, es un personaje ficticio.

*Las opiniones aquí expuestas son personales y no reflejan la posición editorial del medio cartagohoy.com

Comments

comments

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *