La afición no debería pagar los errores del cartaginés

Puedo decir que no me gusta mucho el fútbol, ni mucho menos sigo la pasión desenfrenada que tienen muchos aficionados y aficionadas hacia el equipo cartaginés. Si por algo se ha caracterizado este equipo, es por la profunda fidelidad de sus seguidores, que lo han seguido en las buenas y en las muy constantes malas.

Sin embargo, esa fidelidad no debe dar pie a que se saque un provecho. El Club Sport Cartaginés arrastra desde hace muchos años serios problemas financieros, culpa de las malas desiciones de algunos directivos que hundieron mucho más al “Decano del Fútbol Nacional”.

A mí criterio, no es de recibo que la afición tenga la obligación de salvar el Estadio “Fello” Meza, por culpa de algunos “cabezas calientes” que tuvieron la idea de hacer un fogueo que no tenía ninguna garantía de éxito económico, sacar un jugoso préstamo y poner a responder el estadio.

“Siempre se ha dicho que el Cartaginés es un equipo muy querido, para algunos es su segundo equipo, entonces, es el momento de ponerse la mano en el corazón y darnos una mano, los cartagos lo agradeceremos muchísimo”, señaló el Directivo Federico Castillo en el periódico La teja.

Ponerse la mano en el corazón por un error gravísimo que se pudo evitar ¡sea más serio caballero! Si la persona que les prestó el dinero quiere recuperar lo perdido por medio de la garantía del estadio Fello Meza, está en todo su derecho y él no es el malo en esta historia.

¿Qué culpa tienen los aficionados cartagineses de que la actual Junta Directiva mantenga una deuda con la Caja Costarricense de Seguro Social de más de 283 millones de colones? ¿Será que la próxima campaña de recolección de fondos se hará para pagar esta deuda y que el equipo pueda empezar el campeonato? ¿Será que también el cartaginés debe dinero a FODESAF? Lo siento, pero es obligación de todo patrono estar al día con la seguridad social del país.

Cartaginés acumula deudas por más de 445 millones de colones y esto no es culpa de los aficionados, tampoco es culpa de los aficionados el pobre desempeño deportivo de los últimos campeonatos. Se deben sentar los responsables de este descalabro en que tienen a uno de los equipos más queridos del fútbol nacional.

Si usted quiere donar 100 colones o dar los 100 millones de colones para que no rematen el Fello es su decisión, lástima que los responsables de este problema de seguro no darán ni 5 colones.

El Cartaginés está a punto de quedar sin estadio y sin poder participar en el campeonato.

Jason Fernández

Periodista.

*Las opiniones expresadas en la sección de opinión son personales y no reflejan al periódico Cartago Hoy.

Comments

comments