8 Consejos para empezar a correr

Estreno hoy esta columna en el diario “Cartago hoy”, cursando una entusiasta y calurosa invitación a quienes alguna vez han considerado la posibilidad de correr, para que empiecen a hacerlo cuanto antes. Y para quienes correr regularmente para vivir mejor, este espacio les será de alguna utilidad, estoy casi seguro.

Fernando Fernández es periodista y corredor desde 1984.
Fernando Fernández es periodista y corredor desde 1984.

Yo soy Fernando; corro desde 1984 –hace 33 años- en la ciudad, en las montañas, fuera del país, en fin, en donde el destino me lleve. Siempre que puedo, corro! Y la verdad es que al cabo de los años descubrí que, indiscutiblemente, correr es vivir.

En esta primera entrega tocaré el tema de las herramientas indispensables que nos permiten correr: entrenar y luego competir. O simplemente correr.

1. Unos buenos “tennis”. Fundamental. Mis marcas predilectas son Assics, Nike y Mizuno. Son zapatos diseñados especialmente para correr. Para adquirir unos buenos “tennis”es preciso visitar tiendas especializadas y asesorarse por quienes conocen sobre el tema.

2. Fijarse una idea muy clara de lo que se pretende alcanzar: solamente por bajar unos kilos o por buscar una figura más esbelta, o bien con el afán de realizar programas de entrenamiento con miras a una determinada competencia.

3. La dieta del corredor es fundamental: es muy importante conocer cuánto debe comer y cuáles nutrientes son los más necesarios. La dieta debe ser rica en proteínas y carbohidratos.

4. Los sitios para correr y entrenar. Se debe buscar lugares con poco tránsito vehicular y ojalá por senderos o calles muy poco transitadas.

5. El complemento del gimnasio. Por lo menos dos veces por semana si se quiere buscar la pérdida de grasa y ganar volumen muscular.

6. Un plan de entrenamiento. Si comenzamos desde cero empezaremos caminando y luego empezaremos a trotar. Si ya es corredor experimentado, ya sabrán lo que son los planes de entrenamiento.

7. Un chequeo médico que nos garantice que podemos hacer esfuerzos con regularidad, a veces severos.

8. Disciplina y constancia. Siempre (o casi siempre) necesitaremos grandes dosis de fuerza de voluntad y motivación para salir a correr pero esa barrera es aún más acusada durante los primeros días. Por esa razón, la motivación deberá ser parte esencial del proceso. Levantarnos por las mañanas con el deseo de ir a correr, o hacerlo al final de la tarde, es crucial; a partir del momento en que calzamos nuestros “tennis” comienza una aventura sobre el asfalto o por los caminos y senderos de nuestra bella nación.
Nos volvemos a conectar la próxima semana.

Comments

comments

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *